martes, 27 de noviembre de 2012

Es cuestión de desconocimiento: Antitaurinos.

Estamos hartos de decir que los antitaurinos son unos ignorantes (en lo que al toro se refiere) y que si supiesen la verdad del toreo y todo lo que esconde pensarían de otra forma. Y yo también lo decía pero hay una persona que me ha convencido aun más de ello. La conocí el año pasado más o menos por estas fechas. Era una chica muy guapa, que iba a empezar la carrera de veterinaria. Poco a poco la fui conociendo más y me di cuenta de que a parte de guapa, era simpática, educada e inteligente. Para los tiempos que corren sólo por ser educada ya era especial pero tenía muchísimas virtudes más. Y también, como toda persona humana, algún defecto.

Poco a poco nos empezamos a gustar y nos enamoramos. Era todo perfecto. Los dos estudiábamos, y seguimos estudiando, veterinaria. Le gustaban mucho los animales, sobre todo los caballos. Y a raíz de ahí todo iba de maravilla. Pero había algo que me chocaba un poco. Era antitaurina. Y claro, debido a que el toro es mi obsesión teníamos algunas discusiones con el tema. Yo estaba todo el día con el toro y ella no lo soportaba.

Pero era porque no lo entendía. No entendía el porqué de la lidia, no sabía como se cria un toro, no sabía como se trabaja con él... Pero ella, antitaurina, tenía entre otras virtudes la comprensión. Y tras unas discusiones y otras, y como también influían los sentimientos, quiso comprender toda esta maraña que es el mundo del toro. Me dejaba explicarme. Dejaba que respondiese a sus preguntas y que le diese mi punto de vista.

Pasado un tiempo, tras ver muchas fotos de toros, incluso se aprendió los pelos con accidentes incluidos. Algunos hierros y el toro típico de los encastes y ganaderías más importantes. Empezaba a conocer algunas suertes del toreo e incluso algunas plazas y toreros. Y mientras yo me enamoraba de ella, ella se fue enamorando del toro. Actualmente le encanta el toro en el campo. Incluso se atrevió a acompañarme al campo a dar un paseo a caballo entre los toros y, para probar, la llevé un día a una placita de tientas a ver matar a varios toros a puerta cerrada.
Antitaurina paseando a caballo en los dominios del toro bravo junto a los vaqueros
Su reacción no me impresionó. Aquello le gustaba hasta que llegaba el momento de la suerte suprema. Me confesó incluso que le parecía hasta artístico. Pero no soportaba ver morir al animal. Es lógico. Es algo duro, real, como la propia vida.

Actualmente sigue sin soportar ver a ningún animal sufrir. No se considera taurina pero ya nos entiende, nos respeta y más de una vez ha sacado a relucir sus argumentos a favor del toreo. Incluso se está planteando hacer un curso de veterinario especialista en espectáculos taurinos. No sé si lo hará o no pero sólo el hecho de plantearselo ya es un logro. Le han pedido hacer un trabajo de una raza cualquiera para una asignatura y ha elegido el toro bravo. Le gusta este precioso animal.
Es cuestión de respeto y saber escuchar. Aquí con varios toros bravos.
Y esta persona fue la que me lo demostró. Si los antitaurinos supiesen la verdad del mundo del toro y no se dejasen guiar por cuatro mentiras y varias fotos nos entenderían. Eso si son capaces de tener el respeto, la paciencia y la comprensión que tuvo esta persona tan especial para mí. Después de la evolución y el entendimiento que le he visto, sólo con conocer nuestro mundo, decidí hacerme este blog. Creo que los antitaurinos son así porque no han tenido la oportunidad de saber que es un toro y todo lo que esconde. Y pensé que este blog sería un pequeño aporte para que, al menos, llegasen a respetarnos como nosotros los respetamos a ellos. Porque esta persona tan especial no sé si llegará algún día a acompañarme a una plaza de toros, ni si llegará algún día a considerarse taurina, sólo sé que ya nos respeta, nos entiende, y que a parte de aguantarme día a día, me quiere mucho.

Esto va por ti, por tu rápida evolución "taurómaca" y veterinaria, y para que te mejores de tus males. Te quiero "casi taurina".

17 comentarios:

  1. Enhorabuena a los dos. Un tio cabal con una chica comprensiva, inteligente y ademas guapa.
    Creo que ese es el problema de muchos antitaurinos Alberto. Conozco ejemplos como los de ella que incluso van a las plazas de toros y ahora son las mas taurinas del mundo. Una vez que conoces al toro, te engancha.

    Pero tambien es normal y comprensible que no soporte ver morir a un toro en la plaza. Hay sensibilidades y sensibilidades.

    Preciosa entrada Alberto, y ella tendrá que estar tambien orgullosa de ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIN: Claro que es el problema de muchos antitaurinos. He llegado ha escuchar a algun profesor en una asignatura llamada Taurología, que por cierto ya no existe, decir que habría que cambiar el reglamento para quitar la muerte del toro, que si el toro sin lidiarse y sólo con las subvenciones se mantendría, que si los profesionales del toro se reestructurarían en otros sectores... De vergüenza. La asignatura, con esos comentarios, se podría llamar Antitaurología. Y lo peor es que a ese hombre le encantan los toros pero, por lo que se ve, no los entiende.

      El problema está en el desconocimiento. No saben de lo que hablan, y lo que más me molesta, es que la mayoría no quieren aprender ni escuchar. Menos mal que tuve la suerte de dar con una antitaurina que si supo escuchar.

      Muchas gracias amigo MARIN. No se si ella estará orgullosa de mí, lo que sé es que he tenido mucha suerte de encontrarme con ella.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Claro que si, que va a acompañarte un proximo dia, porque es tan inteligenta que guapa, como lo sabes ya, - es un abuelo que te lo asegura-, porqué no somos crueles como lo pretenden los animalistas con cerebros cerrados con candados: la corrida que queremos es un drama, y eso no pueden comprenderlo las personas de poca reflexión.
    Yo no soy cazador, ni pescador, no me gusta ver sufrir pajaros, perros, gatos, ganado, pero la corrida es otra cosa, la pelea de un toro nacido y criado para morir en una plaza de toros, mientràs que millones de animales criados para la boca acaban en los mataderos. Pero la muerte es la misma cosa: el cabo de la vida, pero aqui en los ruedos, es gloriosa, solo importa una corrida autèntica, una lidia respectuosa, integra, con toros bravos y salvajes: por eso, soy militante para una fiesta BRAVA.

    Saludos, Alberto, y enhorabuena a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedrito: Claro que no somos crueles, y esas personas que piensan eso de nosotros es porque no se han parado a pensar en lo que es el mundo del toro en sí. Se ciegan sólo con la suerte suprema y en el sufrimiento del toro, pero el toreo es algo inmenso, mucho más que eso.

      El problema, como ya puse en la entrada La Muerte, está en que la muerte en los mataderos no se ve y no se sufre con ella, y por eso da igual. El problema no es lo que sufre el animal, sino lo que sufre la persona viéndolo sufrir. Y no se dan cuenta que el toro tiene la posibilidad de una muerte gloriosa, tiene la posibilidad de que su recuerdo viva eternamente. Y esto es privilegio casi exclusivo del toro bravo, el poder pasar a la historia.

      Muchas gracias Pedrito. Saludos.

      Eliminar
  3. Alberto:
    Enhorabuena, por la entrada, que es el reflejo de muchas personas que no han tenido la más mínima curiosidad por esto y que luego se sorprenden, por esa habilidad para llevar la lidia a la perfección y conseguir que te acompañara y haya llegado a entender esta locura nuestra, y por último, por el mismo motivo que tendría que felicitarla a ella, por encontrar tan buen compañero.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Es el claro ejemplo de que muchos de los antitaurinos actuales, los que tienen uso de razón fundamentalmente, si intentasen comprendernos y escucharnos cambiarían de opinión. Pero la clave está en eso, en intentar comprender, y aunque los puntos de vista sean diferentes, intentar escuchar.

      Enrique, la lidia no va mal del todo pero todavía queda mucho por hacer. Espero que esto solo sea el recibo de capote y me queden varios tercios para ir modulando su afición por el camino idóneo.

      Muchas gracias Enrique. Un saludo.

      Eliminar
  4. Y que sería de mi sin esos toros y lo más importante sin el pedazo futuro veterinario que me enseñó a apreciarlos y a conocerlos a fondo...
    Y sé que soy la más afortunada del mundo por haber tenido a alguien con las ideas tan claras y con una afición y un sentimiento tan fuerte hacia este mundo que es el del toro bravo...
    Y es verdad que si no se deja a la gente que explique sus razones y sus pensamientos, no vamos a ningún lado.
    Yo apenas le daba importancia a ese animal que es el toro, y a todo el trabajo que lleva a sus espaldas, y ahora lo valoro más que nada, al trabajo que hacen mayorales y vaqueros, ademas de veterinarios y toda la gente que esta al lado de ese animal tan precioso desde que bebe su primer calostro hasta que llega su hora en el ruedo.
    En verdad no puedo decir que me guste la muerte del toro, pero no me gusta ni en una plaza ni en un matadero, por ello si tengo que elegir entre vivir cuatro años placidamente en el campo y luego intentar ganar a la muerte, a vivir un año escaso en un corral lleno de barro y lo que no es barro, cebado todo el día, solo comiendo y comiendo... prefiero obviamente ser un toro de lidia, siendo cuidado durante cuatro años como un rey en el mejor lugar del mundo para un toro... la dehesa.

    Y todo esto gracias a una buena explicación, y un poquito saber escuchar.
    Por eso gracias señor Ariza por hacerme casi taurina y hacerme ver lo bonito del mundo del toro, y hacerme ver que su vida no solo se centra en la plaza, sino que son cuatro años de pura nobleza y majestuosidad.

    Te quiero mucho frikitoros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno después de leer este comentario creo que no puedo decir nada más. Si en tan poco tiempo has entendido toda la estructura de este mundo no ha sido porque yo te lo haya hecho ver, ha sido porque tu tienes una capacidad sobrenatural tanto para escuchar como para pensar. Esta vez no he estado yo a tu lado para que hicieses ese razonamiento, esta vez ha salido de ti, de tu cabeza. Y es porque ya si lo has entendido. Y es un halago que así sea. Que en tan poco tiempo hayas sido capaz de entender y aprender lo que yo he aprendido durante toda mi vida dice mucho de ti.

      No ha sido tan buena la explicación como dices, ha sido más bien mérito tuyo, de saber escuchar. Y ¿sabes lo que más me gusta de todo esto? Que no he intentado convencerte sí o sí para que pensases como yo, simplemente te he dado mis razones, mis explicaciones, te he enseñado este mundo y lo he dejado ahí. Tú sola lo has captado todo y has cambiado tu forma de pensar. Y eso dice mucho de ti.

      Gracias. Supongo que después de este razonamiento que aquí expones, aunque no soportes la muerte del animal, creo que puedo llamarte por primera vez "taurina", porque aunque no disfrutes de esta afición si que tienes argumentos para defenderla. Y eso es tener más afición que cualquiera de los que se tragan las ferias enteras en barrera.

      Te quiero, taurina.

      Eliminar
  5. Enhorabuena Nazaret. Me ha encantado tu historia, y si vosotros me lo permitís, me gustaria llevarmelo a El Retoñal. Suerte la que tiene Alberto al haber dado contigo.

    Creo que por mucho que te hayas esforzado Alberto, creo que no has sido tu ni nadie los que hayais enganchado a Nazaret. Ha sido el propio toro la que la ha hecho comprender el porque de su existencia. Yo tambien la voy a llamar a partir de ahora taurina. No hace falta tragarse un festejo hasta el final para saber amar al toro.

    Un abrazo a los dos y mi mas sincera enhorabuena otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias MARIN. Por supuesto que te lo puedes llevar a El Retoñal, sería un halago. Y no sólo esta historia, cualquier cosa que necesites que aparezca por aquí está a tu absoluta disposición.

      Ya se que ha sido el toro. Todavía recuerdo como al principio no era un animal que le llamase la atención. Pero recuerdo una tarde que andaba yo dándole vueltas a unas fotos de toros en el campo que se quedó ella mirando y dijo "¡Que toro más bonito!" Creo que ese fue el principio, ahí el toro le empezó a gustar. Y tras el comentario que ha puesto creo que es más taurina que muchos de los que van a las plazas. Creo que tiene muchos más argumentos para defender al toro bravo que muchos que siempre han sido taurinos. Porque ella sabe lo que piensa un antitaurino puesto que antes pensaba como ellos, y ahora ya tiene la respuesta a todos esos pensamientos erróneos.

      Un abrazo MARIN. ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  6. Espectacular este blog, hoy por casualidad me he topado con el. Magnifico ver como alguien antitaurino hoy día se puede considerar casi taurina, todo gracias a la comprensión, abrir la mente y sobre todo conocer al toro. NO puedo decir lo mismo de lo sucedido este Fin De Semana en Popayan - Colombia, un buen cartel. Pablo Hermoso de Mendoza, Luis Bolivar y Ricardo Rivera, Toros no muy Bravos pero bellos. A las afueras de la plaza 300 antitaurinos, gritándonos hasta de que nos íbamos a morir. Pero como buen Taurino, decencia ante todo, al mal tiempo buena cara.

    A Nazaret, no queda mas que felicitare por que tu a diferencia de la gente que me insulta, tu has sabido comprender al toro, al verdadero toro.

    Viva el Toro, por que sin el muero!.

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David: Primero darte las gracias por tus elogios. Creo que hay una cosa que nadie debería saltarse y es el respeto hacia los demás. Respeto totalmente a las personas que se consideran antitaurinas pero nos respetan y nos dejan vivir en paz. Sin embargo, esos antitaurinos que lo único que hacen es faltarnos el respeto me parecen repugnantes. Antes que nada debe estar el respeto y la educación y estas personas no tienen ninguna de las dos cosas. El problema de todos ellos es que no saben escuchar. Si prestasen un poco de atención seguramente entenderían todo nuestro mundo y, como le pasó a Nazaret, seguramente se harían taurinos. Como con estos personajes no se puede ni hablar solo nos queda pedir RESPETO.

      Hay muchas cosas en este mundo que no me gustan pero no por ello le falto el respeto a nadie. Intento entenderlo y sino puedo solo los dejo vivir en paz. Si todo lo que no nos gusta de los demás lo intentasemos quitar viviríamos en una falta de respeto y de educación constantes, valores que en ningún ser humano deberían faltar.

      Un saludo David y muchas gracias.

      Eliminar
  7. El toro es el animal que "mejor" vive; hasta que le dan la peor de las muertes.Mi padre fue novillero, así que no me digas que no os entendemos porque no queremos o por desconocimiento.ningun trato exquisito para con el toro os da derecho a machacarlo de esa manera.Grave me parece que un veterinario tenga esta aficcion.supongo que no es una vocacion, antes ya eras taurino.Y deberiais de dejar el juego de palabras con doble sentido.Amamis al toro, pero no como bovido, como organismo que sufre...amais lo que rodea al toro.Es imposible amar y quitar la vida de esa manera.y siendo veterinarios debeis saber mejor que nadie la destroza que hace cada tercio en el toro.el destrozo muscular y vascular está ahi, por mucho colorido que le pongais a las banderillas.por mucho que querais tildarlo de arte, liturgia, tradicion....Un veterinario se supone que se debe a los animales, a curarlos, a salvarles la vida.el que apoyeis este tipo de actos, me da que pensar en que vuestra carrera de veterinaria no es mas que un negocio, no es vocacional.no dejaria yo un animal en vuestras manos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: Para mí el toro sí es el animal que mejor vive. Conozco al toro en su hábitat natural y como vive el toro no vive ningún otro animal. Conozco también como viven los toros de razas de carne y lechera y tienen mucho que envidiarle a los toros bravos. Y no sé si usted habrá estado alguna vez en un matadero, pero los animales también sufren. El problema de los toros en la plaza es que se ve la muerte y se sufre con ella. Seguro que casi nadie de los que come carne piensa en el sufrimiento del animal, simplemente porque no lo ve.

      Con respecto a lo de la carrera siento que piense usted así. Soy veterinario de vocación, desde pequeño. Y taurino también lo soy desde pequeño y no se contradice una cosa de la otra. Si nos ponemos así tampoco seríamos veterinarios para los animales de carne porque al final mueren también ¿no?

      ¿Usted sabe que el toro que muere en la plaza le da la vida a muchos toros y vacas más que viven hasta que mueren de viejos en la finca? Eso pasa en pocas especies animales. Las vacas viejas que ya no pueden tener descendencia mueren de viejas cuando le llega su momento. En una explotación de carne o de leche cuando las hembras bajan su producción van al matadero porque ya no son rentables. ¿Usted sabía eso?

      Y no intento convencerle, solo darle mi punto de vista.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Alberto, me parece genial que des via libre a todos los comentarios, yo también hacia lo mismo al principio con el blog, pero la experiencia te dice que a este tipo de gente no los vas a hacer entrar en razón por mucho que les respetemos las mismas.

    Un consejo, no publiques los comentarios de Anónimos ya sean a favor o en contra de la fiesta. Ellos hacen lo mismo en sus sitios anti-todo. Por lo demás, como habla en plural para todos los taurinos, nada que decirle a alguien que habla desde el desconocimiento. Yo si que dejaría un animal mio en tus manos chaval. Así que sigue estudiando que ya tienes clientes esperando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIN: Ya he tenido varios comentarios antitaurinos que no he publicado, no por sus ideales, sino porque la mayoría eran insultando y faltando el respeto. Éste lo publiqué porque, al menos, no insultaba a nadie y a ver sí así aprenden por lo menos a hablar y a dar sus razones con educación. Pero vamos que no publicaré muchos más porque el blog es para los que defienden al toro bravo, no para aquellos que sin darse cuenta, inmersos en un mundo hecho por Disney, defendiendo ideales sin razón, acabarían con el toro en dos días.

      MARIN es un halago que me digas que dejarías un animal en mis manos pero todavía me queda muchísimo que aprender ¡Ahora mismo solo me atrevo a vacunarlos y a sacarles sangre! Jajaja Pero supongo que todo llegará...

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  9. Alberto, soy más que un aficionado, un apasionado, de la tauromaquia, del toro y de los animales, especialmente y puesto que son los dos que tengo a mi alcance, de los pájaros y de los perros, aparte del toro que lo veo como el sueño inalcanzable que me gustaría criar, mi propia finca con mi propio hierro, y ya que nos ponemos, de núñez, villamarta, santacoloma, vega villar o comprarle los pablorromeros al partido de resina jejeje.

    En primer lugar, enhorabuena por tu blog, sigo varios pero el tuyo es el menos de crónica o crítica, es el más sentimental, el más épico, el más romantico y el más sentimentalmente conectado con el toro, aparte de que las fotos son espectaculares y que te gustan las mismas ganaderías y encastes que a mí: las del toro TORO!

    En segundo lugar que tu historia me ha conmivido hasta lo indecible, es preciosa y ya quisiera yo tener la experiencia que tu has tenido, encontrar una chica así, que si bien no comparta mi pasión por la tauromaquia (que entiendo que con esa palabra nos referimos a todo lo que engloba el toro, la lidia y demás expresiones culturales con el toro) la respete y se moleste por entenderla.

    Como te paso a tí, yo aún no he tenido el gusto de cruzarme con un anti dispuesto a comprender, pero cuando uno es cabal y objetivo y no un animalista sectario, comprende la VERDAD del toro, que no es más que eso para mí: VERDAD.

    Desde mi punto de vista, dolerse por la muerte o desgarros musculares del bravo, no es más que una parte de la hipocresía animalista, y como tu bien dices, se prefiere tener apartadas las escenas duras y desagradables de la vida, como la muerte de los animales que nos dan de comer. Por eso la tauromaquia duele tantísimo a los animalistos, porque da en las narices a toda esta sociedad hipócrita y urbanita, que ni le importa el medio ambiente ni entiende que la realidad de la naturaleza es tan dura y hermosa como el arte que le rinde culto: LA TAUROMAQUIA.

    te voy a recomendar un libro: 50 razones para defender las corridas de toros. Te gustará seguro.

    Un abrazo y sigue con tus emocionantes reportajes!

    ResponderEliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, agredir verbalmente o faltar el respeto al autor o a otros visitantes no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.