viernes, 30 de noviembre de 2012

¿Castaños o colorados?

Uno de los temas que más me gustan y siempre llamaron mi atención del toro bravo son sus capas. Siempre me gustaron las ganaderías con variedad de pelos. Y el toro bravo es de los animales más variados del mundo animal en cuanto al pelaje. Los puedes encontrar desde el predominante negro a los sardos con tres colores, pasando por el jabonero, ensabanado, colorado, castaño, berrendo, cárdeno, salinero... Y accidentes y particularidades dentro de cada uno de ellos hay miles.
La variedad de capas siempre me llamó la atención de una forma especial
 Recuerdo cuando de pequeño mi abuelo me dio aquel libro de la UCTL donde venían las capas más características y algunos de los accidentes. Me llamaban la atención aquellos toros con tantos colores y tanta variedad. Cuando iba al campo siempre me fijaba en aquellos que destacaban del resto por la tonalidad de su piel y su pelo. Me parecía curioso ver las diferencias entre ellos. Y cada vez más me fui interesando por este tema. Me gustaba buscar fotos de toros con pelos raros. Comparar unos con otros y determinar su pelo exacto. Con accidentes incluidos. Y hay veces que no es tarea fácil.

A medida que fui creciendo cada vez que iba al campo me llevaba una libreta y apuntaba el número del toro y su pelo al completo. Recuerdo que había algunos que casi no me cabían en el ancho de la hoja.
"Negro Bragado Meano Corrido Axiblanco Jirón Calcetero Rabicano y poco Remendado"
Cuando iba a los herraderos me ponía junto al veterinario que realizaba la reseña para ir aprendiendo. Recuerdo que le hacía miles de preguntas e incluso, debido a mi juventud y afán por querer aprender, le ponía en duda el "veredicto" de algunos becerros. Este veterinario me daba algunas claves y secretos que sólo algunos sabían, y hubo una cosa que me metió en la cabeza, la reseña de un toro bravo tiene una parte que no es objetiva y depende de cada uno. A una persona le puede parecer un toro negro entrepelado y a otra cárdeno oscuro. O también hay discrepancias entre el negro salpicado y negro burraco. Para algunos es una cosa y para otros otra.

Pero donde no se debe caer en el error es en la capa base, y hay dos pelos que se suelen confundir en muchísimas ocasiones. El castaño y el colorado. Suena a error poco habitual pero es muy frecuente. Normalmente cuando ves un toro con pelos negros y colorados se le da el calificativo de castaño, y si tiene la mayoría de pelos colorados se le reseña como colorado, pero no es siempre así. Hay toros colorados con muchos pelos negros pero son colorados. Y otros castaños casi sin pelos negros pero son castaños.
Ejemplos: hay colorados chorreados en verdugo que tienen mucho negro, y por el contrario hay castaños muy claros que sólo tienen negro alrededor del ojo y poco más.
Entre castaño y colorado el error suele ser habitual
Pero hay un truco para diferenciarlos. El truco está en la punta de los pitones, en el hocico y en algunos casos en los ojos. El toro colorado casi en todos los casos tiene la punta del pitón acaramelada, es decir, rojiza, o como bien dice el nombre, color caramelo. Además suele tener el hocico rosado o claro (no confundir con la piel que rodea al hocico ya que hay muchos castaños bociblancos), y los ojos aparecen siempre más claros (ojo de perdiz) o simplemente sin ningún pelo negro.
Puntas acarameladas, hocico claro, ojos claros: colorado, en este caso muy chorreado.
Sin embargo, los castaños tienen la punta de los pitones de color negro, el hocico de color negro (aunque sean bociblancos) y alrededor de los ojos suelen tener siempre algun pelo negro.
Puntas negras, hocico negro, ojos negros: castaño, en este caso castaño muy claro
 Antes de saber este truco aquellos toros más dudosos siempre me daban quebraderos de cabeza. Ya no. La cuestión está en querer aprender y, como me decía mi abuelo, en observar. Porque igual que no es lo mismo un colorado y un castaño, tampoco es lo mismo mirar que observar.

8 comentarios:

  1. alberto soy abuelo, felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Abuelo! No merezco tus felicitaciones. Tu has sido el que me has enseñado y me has permitido aprender todas estas cosas. Creo que te deberías felicitar a ti mismo por enseñarme y por meterme el "gusanillo" de esta afición que casi le da sentido a mi vida.

      Un abrazo, felicidades a ti, y por supuesto, muchas gracias.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que te guste.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Alberto:
    Con esta entrada tu abuelo tiene que haberse sentido muy orgulloso y habrá pensado que has aprovechado las visitas al campo y sus explicaciones. Perdoname, pero creo que hay que felicitarle a él, ¿verdad? Sé que estarás de acuerdo conmigo, sin ninguna duda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Totalmente de acuerdo contigo. Me ha puesto un comentario un poco más arriba felicitándome y le digo lo mismo que piensas tu, que felicidades a él por que fue el que me metió la afición y me permitió aprender de él, del campo y del toro.

      Es todo gracias a él y se merece más que nadie los elogios. Cada vez que me ponen algún comentario de felicitación y enhorabuena no puedo evitar acordarme de él. Se merece las felicitaciones mucho más que yo. Estudio veterinaria gracias al toro bravo y al caballo y el fue el que me enseñó todo este mundo y muchas de las cosas que aprendí fue él. Con su saber y afición le dió sentido a mi vida.

      Un abrazo Enrique. Totalmente de acuerdo contigo.

      Eliminar
  4. Gracias Alberto, porque en esta entrada he aprendido cosas que no sabía.
    ¡Qué importantes son los detalles en el toreo y cuantos se nos pasan por alto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. F.Romero, muchísimas gracias por este comentario, me anima muchísimo a seguir adelante y te voy a explicar porqué. Este blog lo hice para aprender cosas que no sabía y exponer las cosas que sé para que así aprendiesemos todos. Creo que es importante que el aficionado entienda y para ello creo que nos debemos ayudar entre nosotros. Me encanta aprender cosas que yo no se y enseñar cosas que otras personas no saben. Es una forma de enriquecer a los aficionados y, en consecuencia, a la fiesta.

      Muchísimas gracias de nuevo y me alegro muchísimo de que todo el tiempo dedicado en el blog y en el campo durante todos estos años sirva de algo para el resto de aficionados.

      Gracias por darme tantos ánimos para seguir adelante con un comentario. Un saludo.

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, agredir verbalmente o faltar el respeto al autor o a otros visitantes no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.