sábado, 14 de julio de 2018

Los erales, el destino...

Canta el gallo...
...y amanece en Medina Sidonia...
...tierra de toros por excelencia.
Ya hace un año que el fuego...
...marcó la piel de aquellos becerros...
...y con las primeras luces del amanecer...
...los erales juegan...
...y se pelean en el rodeo...
...hoy es día de tentadero de machos.
Los garrochistas...
...preparan los caballos...
...repasan las garrochas...
...y se dirigen al corredero.
El peto ya está puesto...
...y el picador ocupa su sitio.
El ganadero, desde su caballo...
...repasa las notas de los becerros...
...y después de un cigarro...
...empieza el tentadero.
La collera trae al eral...
...le pegan palos para hacerlo...
...amparador y garrochista se hacen uno...
...y derriban al becerro.
Entonces las colas de los caballos citan...
...y se convierten en muletas...
...para guiar las arrancadas...
...y dejar al becerro en suerte...
...donde manda el ganadero.
La voz del picador rompe el silencio...
...los erales se arrancan...
...y embisten al peto.
Humillan...
...o echan la cara arriba...
...empujan con bravura...
o buscan excusas y se defienden...
...mientras el ganadero observa y apunta.
Cuando el becerro está picado...
...hay que sacarlo del peto...
...y llevarlo de nuevo a su querencia.
Los garrochistas esperan su turno...
...mientras por el corredero vuelan los caballos...
...y también los becerros.
Se suceden las echadas...
...pero a veces uno se embroca...
...y la collera va por delante del becerro...
...llevándolo arrancado...
...hasta el peto.
Un eral embiste al caballo...
...y al sentir la puya se va...
...pero las babas parecen unirlo...
...y convertidas en bravura...
...lo hacen volver a acometer.
El tentadero de machos es una faena de arte...
...y las embestidas...
...se torean...
...se cita delante...
...el eral mete la cara...
...se deja llegar...
...y se le pega el muletazo.
En esta faena hay que saber arrear...
...y templar...
...saber cuando llevártelo largo...
...o dejártelo llegar...
...como ponerlo en suerte...
...y también saber picar.
Hay becerros que cortan...
...otros que esperan...
...los bravos vienen de largo...
...y hasta galopan...
...esos son para quitarse el sombrero...
...aunque hay algunos que ellos mismos se lo ponen...
...y cuando se lo quitan...
...hay que tener mucha pericia...
...para sin bajarse...
...cogerlo.
Pero hay que ser serios...
...esta es una faena antigua...
...y hay que hacerla con respeto, desde el corazón.
Además los pitones astifinos suponen un riesgo...
...para los jinetes...
...el picador...
...y para los caballos.
A veces el becerro arrea...
...y la suerte te hace el quite...
...pero otras embisten con saña...
...derrotan con bravura...
...pegan la cornada...
...y el garrochista con sus propias manos cura a su caballo.
Cuando todos los erales se corren...
...el cansancio hace mella...
...cae la tarde en el campo bravo...
...los garrochistas se quitan las espuelas...
...y así acaba esta bella faena...