lunes, 15 de julio de 2013

La Vuelta a Casa...

Después de mucho tiempo, de mucho estudio y trabajo, llegó al fin la vuelta a casa. Mi casa no es donde duermo y donde me alimento, no está delimitada por paredes, es mucho más que eso. Mi hogar incluye a un bonito pueblo, Medina Sidonia. Su gente, su ambiente, el aire que aquí se respira. Observar las vistas desde el castillo es para mí como mirar por la ventana de mi cuarto, pero con una diferencia, que lo aprecio. Hay veces que la rutina nos agobia, que estamos tan acostumbrados a nuestra casa que no valoramos lo que tenemos.

Las vistas desde Medina, balcón de la bahía y de la campiña gaditana
De las cosas que más me alegro de estudiar fuera de casa es precisamente de eso, que he aprendido a valorar lo que me rodea, he aprendido a valorar mi casa, mi pueblo. Ahora hago cosas que nunca hacía antes, ahora  vuelvo a casa y me gusta pasear por sus antiquísimas calles, escuchando, observando y hasta husmeando el ambiente que me rodea. Es una delicia. Algo inigualable que no soy capaz de explicar.

Pasear por las calles de mi casa es algo inigualable difícil de explicar
Y tras este tiempo he notado que mi hogar ha cambiado. Lo han decorado diferente, tiene un colorido distinto. Cuando me fui el ambiente lucía un verde esplendoroso, la hierba presumía alta y se respiraba un olor dulce y fresco a flores y tierra húmeda. Ahora mi casa presenta un elegante color dorado y el pasto está duro y seco por la llegada del verano.

Ahora en mi hogar, cuando el sol está alto, el toro jabonero se camufla en el paisaje pardo y seco del verano. El negro no puede pero lo intenta cubriéndose de polvo del campo bravo. Como ve que no lo consigue se echa y se intenta esconder con las briznas del pasto amarillento mientras mira al colorado con envidia porque pasa desapercibido.

El jabonero se "camufla" con el ambiente estival...
...el negro lo intenta cubriéndose de un trozo del campo...
...y echado mira de reojo con envidia...
...al colorado que se esconde camuflado entre el pasto
A mediodía, cuando el calor aprieta, un eral jabonero observa sorprendido como aquel toro negro al final fue capaz de camuflarse con el polvo mientras dos castaños casi iguales se refrescan con el agua del pilar.

Un joven jabonero mira con sorpresa...
...al negro camuflado en una nube de polvo...
...mientras dos castaños sofocan el calor en el agua del pilar
 Poco a poco el día se va acabando, el sol va cayendo y se esconde débil entre las nubes. Con la noche ya cercana el mochuelo sale de su escondrijo. Un toro se muestra lustroso y nos despide hasta el día siguiente con su mirada, el relente de la noche humedece el campo y se paladea un fuerte olor a pasto mojado mientras otro toro despide al sol con su mugido. Así acaba el primer día tras la vuelta a Cádiz, a mi precioso pueblo Medina Sidonia, tras la vuelta a mi casa, el campo bravo gaditano.

El sol se esconde con delicadeza entre las nubes...
...el mochuelo sale esperando a su amiga la noche...
...y un toro nos despide con su desafiante mirada...
...mientras otro despide al sol hasta el siguiente día.
Así acaba el primer día en mi casa

Nota: Debido a que ya estoy de vacaciones retomaremos de nuevo la actividad en las diferentes secciones del blog, como "La vida del toro", "Cosas de campo", "Ganaderías de mi tierra" y otras sorpresas. Espero que os gusten. Un saludo y ¡muchas gracias a todos!

6 comentarios:

  1. Enhorabuena artista, y muchas gracias con compartirlo con otros que no tenemos la suerte de poder disfrutar de semejantes imágenes y vivencias; pero que compartimos contigo ese sentimiento de volver al hogar y apreciarlo más que nunca, así como el amor por el toro bravo. Un saludo, y sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mejías! ¿Cómo van esas vacaciones? Gracias a ti por pasarte por aquí y comentar. Es un orgullo que un compañero de clase futuro veterinario lea las cosas que escribo en mis ratos libres y, encima, que te gusten.

      De verdad muchas gracias y ¡a seguir con esa pasión por el toro bravo y todo lo que lo rodea!

      Un abrazo y ¡muchas gracias artista!

      Eliminar
  2. Alberto:
    Un día tuve que cambiar de pañales a mi hijo mayor en un banco en la plaza del pueblo en Medina. No veas la maña que me daba. Después de comer y cuando el mozo se despertó de la siesta. Imprescindible para digerir lo que se metió para el cuerpo en un restaurante que estaba allí mismo. Me acuerdo además que yo no me quería ir, estaba en la gloria. En aquellos años igual andabas tú corriendo por allí y había que decirte "Niiiño, cohone, estate quieto con la pelotita" jejejejeje. Y para terminar, unos dulces que vendían en la misma placita. Joer, ahora que lo pienso, igual es que estaba en el cielo, allí tenía todos los placeres juntos. Qué ganas de volver a Cai, pero de momento vamos a acercarnos a Huerva, que me han dicho que es un paraíso y que Trigueros el mejor pueblo del mundo. ¿Tú desde Medina, qué piensas de eso?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:

      Seguramente yo sería uno de aquellos niños que tanto molestaban con la pelota y la bicicleta porque siempre estaba por allí los fines de semana. Y te puedes dar por satisfecho que más de uno se ha comido alguna vez una tapa con sabor a pelota, luego normalmente nos quedábamos sin pelota pero no veas que carreras y que risas.

      Enrique me encantaría que te pasases por aquí un día, aunque Trigueros debe ser una delicia. El pueblo en sí no lo conozco pero ambos sabemos que por allí hay muy buena gente y solo por eso merecería visitarlo. Buena compañía, buenos toros y buena tierra están aseguradas, y el pueblo no puede ser menos. En resumen has elegido muy bien el lugar de vacaciones. Más tarde o más temprano tengo que ir y si es con buena compañia mejor.

      Un abrazo Enrique.

      Eliminar
  3. Precioso el escirito y las fotos, la del mochuelo es la repera. Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaparra:

      Me alegro de que te gusten. Me animaís un montón a seguir liado con el blog.

      Muchísimas gracias. Un saludo.

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.