sábado, 8 de noviembre de 2014

Tentadero de machos...

Tentadero de machos en los alrededores de Medina Sidonia...
...los garrochistas recogen la cola a sus caballos...
...como en el toreo y en la vida, hay que saber arrear...
...y templar.
En esta faena se viste a la antigua usanza...
...y se cuidan todos los detalles.
El hierro de la ganadería en el caballo de picar...
...y el del garrochista en la manta estribera...
...en la concha de la montura...
...en los zahones...
...o incluso en la embocadura de su caballo.
Los jinetes vaqueros cogen la garrocha...
...y con los bueyes llevan a los erales...
...hasta el llamado "rodeo", situado en la contraquerencia.
Tras la señal, la primera collera, que suele ser el ganadero...
...corre el primer becerro. El amparador le da palos...
...y una vez que el becerro está hecho el garrochista apunta...
...para cogerlo en buen sitio y derribarlo.
Algunas "echadas" son más espectaculares...
...que otras...
...todo depende del becerro, de la suerte y del oficio de la collera.
Cuando el becerro se levanta comienza el toreo...
...caballo y garrocha hacen de capote...
...y ponen al becerro en suerte.
Se puede ver al que humilla al llegar al peto...
...el que mansea y sale suelto...
...y el que empuja con bravura.
El comportamiento es observado desde cerca por el ganadero.
Después se pone en suerte de nuevo, un poco más lejos...
...así hasta ver desde donde es capaz de arrancarse.
También se puede observar al que arrea más para la querencia...
...al que tiene más sentido y corta el viaje de los caballos...
...e incluso al que hace el "avión".
Una vez demostrado su comportamiento el eral vuelve a su querencia.
Los garrochistas comentan el comportamiento y el transcurso de la faena...
...y también piden opinión al picador...
...porque esta es una faena seria...
...y arriesgada...
...en la que hay que ayudarse...
...y enseñar a los que empiezan.
Después de apretar en las echadas...
...de escuchar la voz del picador...
...de analizar arrancadas...
...y embestidas...
...acaba la faena y los garrochistas vuelven al cortijo con la garrocha al hombro...
...y la cara suelta de sus caballos como recompensa...
...el ganadero analiza en soledad el comportamiento de sus becerros...
...y tú te vas con la sensación de haber viajado en el tiempo y estar en otra época...

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. MARIN:

      ¡Muchísimas gracias! A ver si soy capaz de seguir estando a la altura.

      Un fuerte abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  2. Genial, se nota como amas el campo, el caballo y el toro bravo.
    Enhorabuena, "casi veterinario"!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa Ariza:

      Papá, nada de esto seria posible sin vuestra educación y vuestro apoyo diario. Todo esto es gracias a ustedes. A ver si pronto soy capaz de recompensaros y podéis decir dentro de poco "Enhorabuena veterinario"

      Un abrazo para todos.

      Eliminar
  3. Alberto:
    Al acabar me han dado ganas de decir ¿ya no hay más? Qué maravilla chico, que forma de contarlo, que fácil lo haces y que difícil resulta. Un trabajo realmente bueno, muy bueno y para aprender de verdad.
    Muchas gracias y enhorabuena
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique Martín:

      Amigo Enrique, teniendo la suerte de estar tanto tiempo en el campo como puedo estar te aseguro que es fácil. Solo es cuestión de tiempo y de un poco de afición. Tengo mucha suerte y por eso me siento obligado de compartirlo con todos los aficionados que no tienen la misma suerte que yo. Así que muchas gracias a ti y a todos los que me apoyáis.

      Un fuerte abrazo artista.

      Eliminar
  4. ¿, Alberto, que decirte màs? Nada... Un immense placer leerte, como siempre, difrutar de las fotos y los comentarios. Sobre todo, tu padre puede ser orgulloso: veterinario, seguramente, pero antes de todo, AFICIONADO y ....PSICÒLOGO, para promover la corrida integra y llevar alto la bandera de la FIESTA BRAVA
    Enhorabuena a los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pedrito:

      Amigo Pedrito, eso intento cada día, que mi padre se sienta orgulloso de mi. Él no es muy aficionado a los toros, pero me apoya en todo siempre y sabe corregirme cuando me equivoco. Todo esto, sin él no sería posible y por ello, yo también me siento muy orgulloso del padre que tengo.

      Y eso sin dudarlo. Hay que promover la corrida de verdad como en Francia, hay que promover el toro en el campo, hay que promover el tercio de varas, el toreo puro... Creo que es la forma de defender esta bonita Fiesta Brava.

      Un abrazo y ¡muchísimas gracias por sus palabras!

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.