jueves, 25 de abril de 2013

Un paseo por un cuadro

El misterio y la belleza del toro bravo en el campo me fue enseñando la belleza de la naturaleza, de los animales, de la libertad y de la tranquilidad. Visitar al toro en su hábitat natural no es solo observarle a él, es tener la oportunidad de observar un muestrario inigualable de vegetación, fauna y, en conjunto, de naturaleza.

No hay nada comparable. Observar una corrida de toros al amanecer, en su cerrado, y de fondo el canto de la perdiz. Son cosas que no se pueden describir con palabras. La perdiz, montada en un palo del alambrado, le canta al toro por la mañana y al atardecer, y él le contesta con su reburdeo.

La perdiz le canta al toro al amanecer...
...y el toro le contesta al atardecer
 Y ahí estás tú. Escondido tras un acebuche, sentado en una piedra o en el suelo, sintiéndote parte de toda esa belleza, sintiéndote un privilegiado por poder observar algo tan bonito, tan simple y tan amplio como la naturaleza.

Pasado un rato te levantas y te vas andando despacio, muy despacio, a ver el lote de vacas. Antes de llegar te encuentras otra perdiz, esta vez encima de un árbol, iluminada por el sol de la mañana y la observas tranquilamente. Parece que está ahí posando, para que la veas, para que la observes y disfrutes de su belleza. Piensas que estás dentro de un cuadro pero ella misma te dice, con su canto, que eso que ves es realidad y se llama naturaleza.

Te crees en un sueño, en el interior de un cuadro...
...hasta que ella te devuelve a la realidad con su precioso canto
 Sigues con tu intención de llegar al cerrado de las vacas pero la naturaleza te entretiene de nuevo. Vas llegando y las tunas o chumberas que hacen de alambrado te paran. En ellas viven multitud de conejos que, al igual que la perdiz, están al solecito que ilumina el campo bravo. Te esperas, en silencio y sin moverte para no molestar, y observas pausadamente.

En el alambrado de tunas viven multitud de conejos...
...que al igual que la perdiz disfrutan del sol de la mañana
Al final, tras pasar por la cancela, llegas al cerrado de las vacas. Sigues andando despacio, en silencio, observando y escuchando el cuadro por el que andas, pero tus pasos entre los cardos hacen ruido y el semental te escucha. Levanta la cabeza y te observa. Solo le ves la cara y los pitones. El resto lo cubren los cardos y sus flores. Su seriedad contrasta con la alegría del colorido de la vegetación.

El semental te observa escondido entre las flores de los cardos
El campo bravo te embriaga y te quedarías allí para siempre, pero es casi mediodía y te tienes que ir. Fuiste a ver a los toros y a las vacas y casi que no los viste. La naturaleza no te dejó. Pero te vas feliz de ver tanta belleza, de andar por un cuadro, de observar el campo bravo en toda su plenitud. Feliz de saber que el toro le da la vida a esos animales con los que comparte su casa. A partir de ese día ya no vas a observar solo al toro. A partir de ahora vas a observarlo todo, vas a sentirlo, a escuchar el bello canto de la perdiz, a observar el semental entre los cardos y ver los conejos al sol. Porque no hay nada más bonito que ver un cuadro desde dentro. 

11 comentarios:

  1. ¡Que pais maravilloso! Hace una eternidad que no hé oido cantar una perdiz! Y verla sobre un palo a conversar con el toro debe ser una imagèn bonita para la retina.
    Hoy observo el vuelo del aliolin que va de su casita que hé construido para ello y donde pone huevos hasta el restauranto especial tambièn para ellas solas, - harina, grasa de pato, granas de girasol....-
    Observar a la naturaleza: las cosas las menos decepcionantes.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedrito: La naturaleza es algo maravilloso. Ahora están las perdices que no paran de cantar y es impresionante. Se nota que te encanta la naturaleza, al igual que a muchos a los que también nos gusta el toro, porque el toro y la naturaleza van de la mano, son la misma cosa.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Somos humanos, a pesar de lo que dicen los coños de antis que no entienden nada a nada: les falta solo vivir en el campo y observar con los ojos de la cabeza, que no tienen
    Hoy dia uno de ellos - anonimo - me insulta, en mi dirección net, como muchas veces, piensando que voy a publicar su tonteria. Otro caso de psicatria, que viene a leerme en mi blog "purafición", aùnque nadie lo manda.
    Y me acusa de ser un hombre "perturbado", porqué soy aficionado a la fiesta integra!
    Si señor!!!
    ?????
    Felecidades por tu blog, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es una gozada poder disfrutar de tus relatos, de tus vivencias, de tus emociones e ilusiones, en definitiva de tí. Cada día tengo más claro que tienes que conseguir sacar tus estudios de veterinaria, es tu ideal de vida. No hay nada más que ver el énfasis que le pones a todo lo relacionado con el mundo del toro, y como estás en búsqueda permanente para seguir aprendiendo. Tienes que poner todo tu esfuerzo, no sólo en salir al campo cada día que vienes de vacaciones a casa, sino en todo lo concerniente a tu carrera. El hacer de tu vocación una profesión y viceversa, creo que sería la alternativa perfecta para lograr lo que todos anhelamos, ser felices con lo que hacemos.
    La naturaleza es maravillosa, y las personas somos parte de ella. Gracias por ser parte de mí y permitirme compartir tus días y emociones.

    Te quiero.Tu padre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Papá me has emocionado con tus palabras. Por supuesto que voy a poner y estoy poniendo todo mi esfuerzo por ser veterinario. Tengo clarísimo que siendo veterinario voy a hacer lo que me gusta y voy a disfrutar día a día del campo, los animales y la naturaleza. Y sabes lo que me cuesta venirme a Cáceres a estudiar lejos de vosotros, del campo, de mi pueblo... Pero sé que es el precio que tengo que pagar por estar toda la vida haciendo lo que me gusta y tanto esfuerzo merece la pena. Además tengo la suerte de tener unos padres que me apoyan, la suerte de poder ir al campo cada vez que me apetece, de tener un hermano que alimenta y comparte mi afición... Gracias a ti y a todos vosotros soy feliz día a día aunque esté aquí porque sé que algún día, que cada día está más cerca, seré lo que quiero ser: Veterinario.

      Un abrazo Papá. Os quiero mucho a todos. Os echo de menos.

      Eliminar
  4. Que suerte, tienes, Alberto, poder hablar a tu padre de tàl manera....
    Difrutais juntos de momentos como eses, lo dice un abuelo aficionado que tenia 20 años cuando fallecieron su madre y 6 meses después su padre, durant la guerra en Algeria ( 1959) donde fué soldado!
    Un abrazo y enhorabuena a los dos y su familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedrito muchísimas gracias. Cada día valoro la suerte que tengo de tener una familia así, que me apoya, me valora y me quiere, pero conociendo tu historia haces que los valore todavía más. Muchas gracias por recordarme la suerte que tengo con tenerlos a mi lado todos los días. Ahora lo pienso y me doy cuenta de que he vivido una infancia ideal y todo ello se lo debo a mis padres.

      Un abrazo amigo Pedrito y de nuevo gracias por hacerme valorar algo tan importante como la familia.

      Eliminar
  5. Alberto:
    Como es habitual, una delicia de entrada, pero hay una frase en la que me he quedado, que igual no es importante, pero que para mí tiene muchísimo significado y es cuando dices "Pasado un rato te levantas". Pues sí, para ver el campo, para ver la naturaleza, para disfrutarla, hay que ir sin prisas, con tranquilidad, sin molestar e integrándote lo más posible en ese lugar. Porque los animales, sean los que sean, no están esperando al que va de Madrid para empezar a montar su numerito y que lo vean los de la ciudad. Incluso hay veces que escucho como buenos aficionados recorren cuatro ganaderías en un día. Que es muy bonito ver el toro en el campo, pero no hay nada que iguale el contemplarlo. El verlo puede ser casi sin pararse, pero la contemplación es otra cosa, es esto de lo que cada día nos das una lección.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique: Esa frase es importantísima. Si quieres ver algo en el campo tiene que ser siempre "pasado un rato", tienes que andar siempre "tranquilamente y despacio", si vas con prisas, con nervios o intentando verlo todo en tan poco tiempo no consigues ver nada especial. La clave de ver el campo es verlo como lo veían los antiguos, sin prisas, sin reloj, sin teléfono. Entonces todo cambia. Cuando llegas al cerrado los toros no paran de observarte pero pasado un rato empiezan a interactuar entre ellos y empiezas a ver cosas. El otro día fui a una ganadería y estuve desde las 4 de la tarde hasta que se hizo de noche. Cuando oscurecía fue cuando hice las mejores fotos, cuando ya los toros pasaban de mí.

      Para terminar un dicho que suelo utilizar mucho: "No es lo mismo oír que escuchar, mirar que observar, ni ir sentado en un caballo que montar" Oír, mirar y sentarse en un caballo lo hace cualquiera. La clave está en hacer lo otro. Ahí comienzas a disfrutar.

      Un abrazo Enrique.

      Eliminar
  6. Pero bueno chaval!! como se me ha pasado esta entrada!! joder... Dios que envidia te tengo por sacar estas fotos macho. Las fotos es que me gustan todas, las de la perdiz, la del conejo detrás del árbol, la del semental que solo se le ve la cara...

    Bueno, y del comentario de tu padre no te voy a decir nada. Si me ha emocionado a mi, me imagino como te sentaría a ti. Suerte que teneis los dos.

    Un abrazo Alberto y espero que me perdones por haber llegado tarde. Joder que imbécil que soy!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIN: No seas exagerado ¡Si tu tienes muchas fotos mejores que éstas! Ya me gustaría a mí sacar fotos como las tuyas.

      El comentario de mi padre me emocionó bastante y más teniendo en cuenta que estoy fuera de casa casi todo el año y apenas los veo y paso tiempo con ellos.

      Un abrazo MARIN, muchas gracias y no te preocupes hombre, que yo se que tu siempre estás ahí.

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.