domingo, 28 de octubre de 2012

Esperanza

Desde hace un tiempo el mundo del toro está lleno de negatividad. Empezó todo con aquella región española que quitó los toros a causa de varios políticos. Sí, hablo de Cataluña. Con aquel hecho comenzó un "run run" que lo volvió todo negro alrededor del toro. Muchos pensaron que aquello era el principio del fin. Algunos ya se veían viendo toros bravos en videos y documentales. Imaginaban que ese movimiento se extendería por el resto de España y el mundo del toro bravo.


Pasado un tiempo San Sebastián, debido de nuevo a los políticos, declaró que por un tiempo no habría toros. Muchos se echaron las manos a la cabeza y esperaban la siguiente ciudad, provincia o región que ninguneara a la fiesta de los toros.

Toda esta corriente negativa se potenciaba con la drástica reducción de festejos, la falta de público en las plazas, el acúmulo de toros en el campo... Eso llevó a la desaparición de multitud de ganaderías, algunas de ellas importantes y con una importante reserva genética. Y todo iba a peor. El exceso de toros acababa en la oscuridad del matadero. Muchas ganaderías mandaban vacas al matadero también para reducir cabezas. Incluso se habló de que desaparecerían las subvenciones. La apocalipsis del campo bravo.

Mientras tanto, en las plazas y lo que quedaba de su público veíamos como el espectáculo iba a peor. Pocos toreros ilusionan, pocos toros embisten, el aburrimiento se hacía dueño de todo durante más tardes de la cuenta... Encima algunos toros salían excesivamente "astigordos", curiosamente cuando venían las figuras. Éstos últimos, sus apoderados y empresarios vetaban a los pocos toreros de verdad, que sí interesan al aficionado. Todo ello unido a lo anteriormente escrito hacía presagiar lo peor y el "run run" de la desaparición de los toros iba creciendo.
Todo no es tan negro...
Pero aún hay esperanza. Recientemente muchas provincias o comunidades autónomas han comenzado a proteger y dar su apoyo a la fiesta. Para tranquilidad y alivio de los ganaderos se ha dado a conocer que se mantendrán las subvenciones y que la votación ha sido incluso más positiva que el pasado año. Para el aficionado hay toreros que siguen ilusionando e incluso la cantera aprieta con fuerza con ese binomio Jose Garrido-Lama de Góngora...

¿No será entonces que esto que está ocurriendo es normal? Con esta crisis que tenemos encima no hay que olvidar que los toros es un espectáculo de ocio y que además es caro. Quizás sólo sea cuestión de pérdida de riqueza en el público que asistía a las plazas y no pérdida de afición.
Con el apoyo de ciertas comunidades autónomas hemos apreciado, si es que aún no se sabía, que la negativa a los toros sólo ha sido por cuestiones meramente políticas y en regiones puntuales de nuestro país.
La reducción de festejos y de ganado es lógica puesto que la sociedad española posee menos riqueza y va menos a las plazas. El excedente de toros y ganaderías es normal puesto que hace cuatro años no se sabía como estaríamos ahora y esos toros ya estaban ahí.

Pero todavía hay esperanza. Muchas comunidades autonómas nos dan su apoyo, Europa es aún más consciente que nuestro propio país de la riqueza genética y cultural que genera el toro bravo y nos da todo su apoyo ofreciéndole las subvenciones a nuestros ganaderos. Todavía hay toreros y ganaderos que se esfuerzan por levantar esto. Pero además de apoyo nos dan su confianza y hay que demostrarles que hacen bien. Es el momento de hacer un cambio en el sector. Es el momento de reducir festejos y apostar por la calidad, de apretarse todos un poco el cinturón y atraer al público a las plazas. E incluso me atrevería a decir que todo esto nos viene bien. Creo que va a servir para sanear un poco el mundo del toro. Deberíamos aprovechar esta reducción de festejos para quitar de enmedio a todos esos toreros que no dicen nada y dejarle sitio a los que de verdad quieren ser algo en esto y no piensan sólo en el dinero. Deberíamos aprovechar para despejar el camino a los ganaderos de verdad quitando toda esa maleza de ganaderías que salieron del ladrillo y las empresas. Además creo que de aquí a unos años veremos más bravura porque las ganaderías se reducen pero el ganadero no es tonto y quita lo que sale peor pero deja lo bueno.
Es el momento de llenar las plazas de nuevo.
Así que es el momento. Nos lo están poniendo en bandeja las instituciones. Nos lo dicen indirectamente desde Europa. Pero hay que actuar, hay que luchar, hay que cambiar. Que desaparezcan toreros que no ilusionan y ganaderías que no se esfuerzan y no buscan el bravo. Sin permitir errores. No puede ser que desaparezcan los patas blancas de Sanchez Cobaleda o los coquilla de Cifuentes. Eso es un grave error. Es el momento de hacer las cosas bien y cambiar. Porque ahora nos están apoyando pero puede llegar el día en que perdamos su apoyo y las subvenciones son muy importantes para las ganaderías de verdad. Y ahora que todavía tenemos su apoyo es el momento. Para que esos becerros que ahora están naciendo puedan derrochar su bravura en el albero, hay que luchar, que todavía hay esperanza.
Luchar para que estos becerros puedan demostrar su bravura.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena Alberto!. Es jodido, pero me acabas de quitar una entrada que llevaba tiempo merodeando y moldeando. No me importa que un aficionado como tu me la haya "birlado", eso es señal que pensamos igual.

    Siempre he creído que esta crisis al toro le vendría bien. No se podía consentir que un constructor al que le iba bien la cosa, sin tener ni puta idea de toros, se pusiera a criar "bravo" como el que hace churros. Así nos ha ido. Ahora solo van a quedar los que de verdad han luchado por criar un toro con poder y casta.

    Siempre escuche de pequeño decir a un ganadero, a D. Celestino Cuadri (no sé si te sonará de algo), que una ganadería se hace en el matadero. Y con el paso del tiempo te das cuenta la razón que tenia. No todo lo que se tienta vale, y esto es lo que han hecho con la cabaña de bravo en este bendito país estos ganaduros del ladrillo. Ahora toca volver al matadero, lo que son las cosas, y lo que era D. Celestino... Por eso me quedo con una de tus frases: Sin permitir errores. Ya no volverán los de Sanchez Cobaleda, ni los coquilla de D. Mariano Cifuentes, pero en nuestras manos está el no permitirlo otra vez.

    Y con los toreros pues pasa mas de lo mismo, aunque a estos no hay quien los eche ni con agua caliente. Nos hacen falta mas Urdiales, mas Fandiños y mas Robleños, pero tambien hace falta que los dejen pasar.

    Un saludo Alberto y enhorabuena de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo MARIN perdone usted lo ocurrido. Evidentemente si lo llego a saber no escribo nada del tema y me limito a leer y a aprender que seguro que lo hubieses explicado y desarrollado mejor. Pero bueno, ya está el marronazo dado así que mil perdones.

      Que razón llevaba D. Celestino. Todo lo que no se ha llevado al matadero todos estos años se está llevando ahora de un tirón. Y me parece una pena. No es lo mismo, ni por asomo, llevar sesenta becerras de desecho y varias vacas o sementales que no den bien a llevar ganaderías enteras o que acaben corridas de toros enteras en la oscuridad de un matadero. Pero como en mi caso el marronazo ya está dado y solo queda tomar soluciones.

      Lo que es un error garrafal, por parte tanto del gobierno español como europeo incluyendo además a toreros, aficionados y ganaderos es que se deje perder el patrimonio genético de ganaderías como los Sanchez Cobaleda o los Coquilla de D.Mariano. Como sigamos así vamos a perder muchos encastes y eso no se debe permitir.

      Con los toreros es un poco más complicado pero debería pasar igual. Debería haber menos enchufes y compadreos. Se deberían hacer las ferias en base a lo que va de temporada, nunca hacer las ferias en diciembre o enero. Eso es un error garrafal. El que esté bien en Sevilla puesto en Madrid y el que esté bien en Madrid a Pamplona... Sino pasa lo que vemos todos los años. Los hay que están bien durante la temporada y no tienen sitio, y sin embargo los ponemos al año siguiente y ya no están tan bien y nos los tenemos que tragar todas las tardes. Eso debe cambiar.

      En resumen hay que cambiar muuuuchas cosas en el mundo del toro para sacarlo adelante, y creo que es el momento.

      Un saludo amigo MARIN, mil veces perdón por el marronazo y muchísimas gracias.

      Eliminar
  2. Deacuerdo con tu valoracion. No nos podemos dejar atrás la falta de espiritu joven en la fiesta. Como se ha de notar entre publico, la juventud, ya no es tan numerosa como en tiempos pasados. Y es que mi miedo son los que venimos por detras. Cada vez empujamos menos jovenes y lo peor que los que estamos lo hacemos en menor medida.
    Ya son muchas las figuras que han notado esta carencia y con distintas actuaciones quieren parar esta caida en picado.
    Este espiritu no solo se ha perdido en las gradas. Se esta perdiendo en el campo, en la cultura de toro y toreo.
    Y esque ya no quedan niños que jueguen a los toros, que sueñen a ser sus idolos, igual que hacen con Cristiano y Messi.
    Me cuentan en la mesa camilla, al calor de las brasas una voz anciana, que sus mejores dias los paso en una plaza de una ganaderia cercana, un dia de tentadero, viendo de cerca y sintiendo lo que oía en la radio.!!eso si que era una fiesta!! Todo el pueblo allí, toros gratis y merienda. El olor a albero humedo se mezclaba con los óles. Y los escalofrios erizaban el vello.
    Espero que con este blog y otras muchas cosas no se lleguen a perder nunca estas vivencias, estas sensaciones y este arte.
    Enhorabuena amigo por este blog.
    DRA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mi amigo Don "DRA" por aquí! Primero darte las gracias por todo, por ser como eres, por todos estos años y los que nos quedan, y sobretodo por comprender y perdonar mis errores durante todo este tiempo. Luego darte las gracias por pasarte por aquí, por comentar y apoyarme en este proyecto que acabo de iniciar, y si lo inicié fue por algo.

      Nunca pensé en comentar lo que voy aprendiendo del campo y el toro en ningun sitio salvo a ti y a otros amigos con los que comparto lo que sabemos del toro, el campo y la veterinaria pero me fui dando cuenta que es importante para que esto siga en pie que ayudemos todos. Y para poner mi pequeño granito de arena inicié esta andadura por internet que tanto me está apasionando.

      Y si que veo que falta espíritu taurino y como bien dices sobretodo en los jóvenes. Es una pena pero es así. Yo era uno de esos que jugaba a los toros en la puerta de casa y me da la impresión que fui de los últimos. Y eso se debe a la sociedad. Ahora en esta sociedad en la que vivimos todo aquello que huela a sangre, sudor, lágrimas, esfuerzo, lucha, pundonor...está mal visto. Y no saben ver el arte del toreo, no saben ver la lucha cuerpo a cuerpo. Actualmente se centran en ver la sangre y el sufrimiento. Y ese es el problema. Hace cincuenta años nadie le ponía un vestidito rosa a un perro, ahora sí. Cada vez se humanizan más a los animales y ahí está el problema.

      Y para solventar todo esto tenemos que ayudar todos, y como bien apuntas, sobre todo los jóvenes. Pero para ello deben ayudar las figuras y no sólo vale con rebajar el precio de las entradas. Si viesemos a las figuras con ganaderías con casta y haciendo del toreo un espectáculo que emocione no solo por la belleza artística sino también por el poder que transmite los jóvenes irían a las plazas.
      Los jóvenes tienen dinero, el problema no está en el precio sino en que quieren gastar ese dinero. Ambos sabemos que ir a ver una corrida de toros te suponen tres días sin salir de fiesta. Si fuese un espectáculo que llamase la atención los jóvenes volverían.
      De nada sirve regalarle la entrada a un chaval para que vea una corrida de toros. Sino se entretiene, sino le gusta no va a volver y encima va a arrastrar a los amigos a no ir.
      Se necesita un apoyo de parte de todos para sacar esto adelante, sino esto se pierde.

      Un fuerte abrazo AMIGO DRA. Muchas gracias no sólo por este comentario sino por todos estos años. Os echaré de menos en mi nuevo "cerrao" pero no os preocupeís que me acercaré mucho al "alambrao" para saludar a mis amigos.
      Un abrazo.

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.