lunes, 8 de octubre de 2012

Las fundas


El otro día me comentaba un amigo y compañero de la facultad, tras enseñarle varias fotos de toros en el campo que ya se habían impuesto casi totalmente las fundas. Él, como muchos de los aficionados de hoy en día, se quejan de este hecho e intentan que se quiten por todos los medios. Este tema siempre ha generado mucha polémica y sigue sufriendo la crítica de sus detractores y los elogios de sus defensores.

Y tras escuchar a mi amigo y a varios aficionados más, criticar a los ganaderos que optan por ponerlas se me ocurrió dar mi opinión, y decir porqué estoy a favor.

Uno de los tipos de fundas que existen
Los detractores alegan que con las fundas se manipula más al animal, que es una manera de enmascarar el afeitado, que quedan muy feas y que se ven los toros "artificiales" en el campo... Vayamos paso a paso.
Que se manipula más al animal es cierto. Para poner las fundas hay que meterlos una vez en el cajón y otra más para quitárselas. Eso al animal le genera estrés y nerviosismo. Esto por lo tanto es cierto que es un punto negativo, pero ¿cuántas veces entra ese animal en una manga, cajón de curas, corrales... durante toda su vida hasta llegar a la plaza? Hay que tener en cuenta los saneamientos cada seis meses donde entran desde que tienen más de once meses, por lo tanto de añojo, eral y, en ocasiones, utrero pasa por la manga con la consiguiente manipulación casi dos veces al año. Todo eso teniendo en cuenta que no se hagan campañas de vacunaciones, saneamientos particulares por parte del ganadero, que se le realice alguna cura por cualquier causa... Después de todo esto, ¿supone tanta manipulación meter al toro dos veces más? Pienso que no.

Que es una manera de enmascarar el afeitado me parece una afirmación contraria a lo que defienden. Muchos toros con el roce diario de sus pitones en el campo pierden mucha materia córnea (sobre todo en fincas con muchas piedras, con un suelo duro, con muchos árboles...) por lo tanto quedan afeitados de forma natural. Hay casos de ganaderos que cuando les rechazan un toro por afeitado alegan que esa falta de materia córnea ha sido de forma natural en el campo.

Con las fundas el toro no pierde materia córnea en el campo debido al roce, por lo que el ganadero ya no podría alegar que la falta de materia córnea es natural y podríamos afirmar con seguridad que ese toro estaba afeitado. Y así se lucharía mucho más facilmente contra el fraude. Un toro con una falta de materia córnea excesiva sería un toro afeitado en casi todos los casos puesto que al tener la funda no puede perder materia córnea. Además los toros no perderían cornamenta y veríamos los toros mejor presentados.
Toros rozando los pitones de forma natural en el campo
 Que las fundas quedan muy feas es verdad. Que el toro parece antinatural también. Pero en este negocio que es el toreo el mayor perjudicado siempre es el ganadero. El que menos ganancias tiene es el ganadero (en muchos casos pierden más de lo que ganan). Y si queremos proteger al toro debemos proteger la economía del ganadero. Las fundas evitan muchas cornadas en las peleas, evitan en consecuencia muchas bajas. Es lógico que pensemos en lo que cuesta criar un toro desde que nace hasta que se lidia. Hay muchos gastos, como en alimentación, sanidad, personal, caballos o cualquier otra forma de manejarlos, la finca y su mantenimiento, mantener las vacas, sementales y bueyes, gastos laborales y veterinarios... Todos son gastos y el beneficio sólo lo obtienen de las subvenciones (que cada vez son menores) y de la lidia de ese toro al final de todo el proceso. Y resulta que después de criarlo, por no tener fundas, se te desgracian el último año (después de ponerle todo el dinero encima para llevarlos a toros) un puñado de toros por cornadas.
Si queremos proteger al ganadero tanto como decimos tenemos que apoyar las fundas. Ya que no pueden reducir costes (el pienso sigue subiendo) y tampoco subir el precio (porque entonces no los venden) hay que disminuir bajas, y la forma son las fundas.
Cornada en el ojo izquierdo (perdió el ojo)
Extensa cornada en la zona del ijar (acabó con su vida)
 A mi también me gusta llegar a una ganadería y ver todos los toros en puntas, pero no hay que ser egoísta. Las fotos quedan más bonitas y naturales, pero hay que pensar que tu vas por allí sólo un día a echarle esas fotos, pero esos toros están allí todo el año con el consiguiente coste. Hay que pensar que el manejo de estos animales no es tarea fácil y que con las fundas también se evitan muchas desgracias al personal de la ganadería (fijénse como está el excelentísimo ganadero Adolfo Martín).

El peligro es constante en el trabajo diario de vaqueros y mayorales
Otra cosa que dicen es que el toro pierde sensibilidad. No sé cuanta sensibilidad tendrá un toro en la punta del pitón pero no creo que por unos meses pierda mucha sensibilidad. En todo caso tiene que ser como cuando te escayolan un dedo (en este caso sería aun peor porque hay articulaciones de por medio pero bueno). Tienes la escayola varios meses y al quitartela has perdido la sensibilidad pero ¿cuánto tardas en recuperarla? A los dos días ya te manejas como siempre. Y por eso a los toros se les quitan las fundas con al menos veinte días antes de ser lidiados (este tiempo depende de la ganadería).

Aquí no ocurrió nada. Piensen que hubiese ocurrido sin fundas.
Así que desde mi punto de vista tienen más ventajas que incovenientes. Desde aquí apoyo a las fundas, y a mí como futuro veterinario, a corto plazo no me convienen (hay menos cornadas y accidentes que curar) pero tengo claro que si al ganadero no le es rentable la ganadería y la manda al matadero los veterinarios tendríamos menos trabajo aún. Por eso tanto como aspirante a veterinario como aficionado al toro estoy a favor de las fundas, porque no hay que olvidar que el centro de la tauromaquia es el toro, y si no se lo ponemos fácil a los ganaderos nos quedamos sin toros y sin tauromaquia.

4 comentarios:

  1. Amigo Alberto:
    Para empezar decirte que personalmente estoy en desacuerdo de las fundas. Pero no totalmente. Puede ser que, como bien dices, haya ganaderías que por la condiciones orograficas de la finca las necesiten, pero aun así me cuesta verlo.

    Sin lugar a dudas es una manipulación. Entrar en la manga para el saneamiento es por imperativo legal, pero aun así, si les pones las fundas tienen que entrar dos veces mas. Como veterinario que eres debes saber que el tiempo que el animal esta en la manga para el saneamiento no es el mismo que para el enfundado, así como los métodos empleados para ambas cosas.

    En lo del afeitado no voy a entrar, ya que se diferencia a simple vista cual es un toro astigordo por causas naturales y cual esta afeitado.

    He podido comprobar que las peleas de toros con fundas duran mas que las de toros al natural. Al ver que no se hieren se ensañan mas, y las lesiones internas, en la mayoría de casos invisibles a el personal de campo, son igual de nefastas que las cornadas. He visto toros enfundados muertos en peleas por estas causas.

    Pero evidentemente yo no soy ni ganadero ni veterinario para afirmar todo esto rotundamente. Solo por estética y respeto a la jerarquía del toro en el campo, yo no las pondría jamás. Para mi un toro con fundas carece de integridad, y un toro sin integridad es un choto de feria.

    Pero me ha gustado tu entrada y exposición con fotografías. Se nota lo de la veterinaria eh, por cierto, mi profesión frustada.

    Un saludo y gracias por compartir sensaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo MARIN:

      Ya sabía que muchos de los aficionados no íbais a estar de acuerdo con esta entrada pero pienso que siempre que las opiniones se acepten y se entiendan es bueno que cada uno opinemos de forma diferente porque también es otra forma de seguir aprendiendo.

      Lo del tiempo en la manga es relativo porque depende del número de animales que quepan en la manga. Si la manga es pequeña están poco tiempo pero si la manga es larga y caben once o doce animales están bastante tiempo (aquí también intervendría la rapidez del veterinario, la cantidad de pruebas a realizar y demás variables que no vienen al caso) y lo de que el tiempo para poner las fundas es más extenso también sería relativo. En poner las fundas más modernas, y como antes dependiendo de la profesionalidad de vaqueros y mayorales y el tipo de cajón, he visto toros que en cinco o seis minutos están fuera con las fundas puestas. Pero como bien te digo es algo relativo esto del tiempo.

      También llevas toda la razón en que las peleas con fundas tienden a durar más, y también es cierto que se pueden hacer mucho daño incluso con las fundas pero es mucho más difícil. Se nota al final de temporada al analizar las bajas que se producen. Es cierto que muchas cornadas que antes eran extensas heridas abiertas ahora con las fundas son cornadas internas, pero es mucho menos probable. Es como si vemos una pelea a puñetazos y otra a navajazos, ambas pueden ser mortales o causar graves daños pero ¿en cuál de las dos es más probable?

      Es cierto y estoy de acuerdo con la opinión sobre la estética y lo de la jerarquía del toro, pero hay que ponerse en el lugar del ganadero. Piensa que crias un toro de tu mejor vaca y de tu mejor semental y que encima fue a través de inseminación artificial (poniéndonos extremistas), que pagaste todo el proceso, criaste a ese toro con todos los gastos y la ilusión que tienes en él hasta los cuatro años, y que después de todo esto te matan el toro sus compañeros a tres meses de lidiarlo y no llegas ni a saber como saldría ese animal. No se, esto es cuestión de opinión de cada uno, pero entiendo a los ganaderos que las ponen, y más aun si encima ven a las fundas como una ayuda económica. Yo también opino que le perdemos un poco el respeto al toro, pero hay que ponerse en la piel del ganadero. Además yo pienso una cosa, si hay tantos que las ponen, y cada vez se convencen más ganaderos, será porque merece la pena ponerlas ¿no?

      Lo de que un toro con fundas es un choto de feria no lo comparto. Ganaderías que salen bravas y bien presentadas como Fuente Ymbro, Ana Romero, Torrestrella, Alcurrucén, La Quinta e incluso Adolfo Martín ponen fundas.

      Vuelvo a repetir que es un tema en el que la forma de ver y la opinión de cada uno influye mucho, y sabía y ya tenía asumido que no todo el mundo iba a estar de acuerdo, pero pienso que la diversidad de opinión es favorable para todos.

      MARIN quería darte las gracias por exponer tu opinión y por pasarte por aquí siempre que puedes. Y lo de que se nota lo de la veterinaria es, teniendo en cuenta que todavía me queda mucho que aprender, además de un gran halago un buen estímulo para seguir estudiando.

      Un saludo, de nuevo gracias, y perdón por la parrafada.

      Eliminar
    2. Alberto, a lo mejor no me he expresado bien. Cuando digo que un toro enfundado para mi es un choto de feria, no lo digo por el comportamiento que pueda tener luego en la plaza, que para nada depende de las fundas. Simplemente digo que cuando los ves en el campo con los pitones enfundados, para mi son chotos de feria, ya sean de Ana Romero, Adolfo, Fuente Ymbro o el mismisimo Cuadri. Me bajo del coche los miro y me voy porque para mi son lo menos parecido a un toro de lídia que pueda existir.

      Pero me reitero en que son opiniones personales, y que respeto al ganadero que lo haga en pos de su beneficio y sin respetar al toro.

      Gracias Alberto

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.