sábado, 2 de febrero de 2013

Tras salir de la manga...

Huele a hierba mojada de nuevo, sale el sol por el horizonte y disipa la niebla de la mañana, la temperatura algo fresca al principio se torna ideal cuando el "lorenzo" va subiendo, los pajaros vuelan entre los árboles agradeciendo a la naturaleza a la que pertenecen tanto esplendor y mientras las vacas arrancan el verde manjar tranquilamente.

Es solo un paseo por la mañana, sin más intención que sentir el campo y respirar aire limpio y puro de nuevo, tras un mes de exámenes agobiante, volver a ser libre por un momento. Hay veces que me pregunto que piensan los toros y las vacas, que les pasará por esa cabeza entre tanto cuerno, como se sentirán en las diferentes situaciones... Y he descubierto una cosa, un toro en una manga se tiene que sentir más o menos como se siente un estudiante en exámenes. El toro bravo, animal acostumbrado a la libertad casi absoluta, encerrado por un instante entre paredes. Algunos se resignan y esperan pacientes, otros se cabrean y a la mínima intentan pagar su enfado, también los hay que intentan buscar la salida y lo observan todo...
 Y con los estudiantes pasa igual. Acostumbrado a estudiar, montar a caballo, dar paseos por el campo, escribir, leer... Y de repente todo se reduce a estudiar. Buscas las salida pero la puerta sigue cerrada. No queda más remedio que esforzarse. Miras por encima de la manga pero allí solo te esperan inyecciones a modo de exámenes y algún que otro cabreo por el resultado.

Y tras un tiempo así, cuando ya está casi acostumbrado a esa situación, se abre la puerta hacia la libertad. El toro corre de nuevo por el campo, reburdea, se pelea, rumia plácidamente y vuelve a sentir de nuevo que está vivo. A mí me pasa lo mismo. Cuando me abren la puerta tras las inyecciones vuelvo a sentirme yo mismo, vuelvo a escribir, a hablar de toros, a pensar en el caballo... Un paseo por el campo, con la hierba hasta las rodillas mientras las vacas me miran sorprendidas es el mayor disfrute tras salir de la manga, es volver a sentir la naturaleza, volver a sentir el campo y su belleza, es volver a sentirse libre...

Nota: en este mes debido a los exámenes no he tenido tiempo ni de escribir ni de atender el blog debidamente. En estos días se recuperará la actividad. Perdón por los comentarios que no fueron contestados y por la ausencia en otros blogs amigos.

2 comentarios:

  1. A todos nos ha pasado esto de los exámenes Alberto, y ahora que uno ya no los tiene se acuerda mucho de estas épocas. Pero te aseguro que la recompensa merece la pena. El toro y el campo siempre van a estar ahí.

    No te preocupes por las visitas, que todos andamos muy liados. Suerte con las notas y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero que merezca la pena tanto esfuerzo. Ahora que he terminado y estoy unos días en el campo al menos tengo la satisfacción del deber cumplido y puedo disfrutar. Espero que los resultados tarde o temprano lleguen.

      Muchas gracias MARIN. ¡Un abrazo!

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.