domingo, 3 de marzo de 2013

El juego del becerro (I)

Tras el nacimiento el becerro empieza a vivir. Muchos dicen que las primeras semanas de vida el retoño no se separa de su madre. También existe otra opinión que dice que el becerro está con su madre para alimentarse, que luego la madre lo esconde y que vuelve a él para que el nuevo toro bravo le deje las ubres vacías. Es normal que se piense eso si vas al campo con prisas de ciudad. En cuanto llegas los becerros y las madres se protegen debido al posible peligro y no los ves separados en ningún momento.

Cuando te ven las vacas protegen a sus becerros que incluso se esconden debajo de ellas
Pero cuando vas sin prisas de ciudad, cuando dejas el reloj en casa y la paciencia se adueña de todo entonces es cuando observas la realidad del campo bravo. Tienes que intentar pasar desapercibido. Sentarte debajo de un árbol, escondido, sin hacer ruido, sin hablar y esperar. Al poco tiempo el campo se muestra en todo su esplendor y te puedes llevar alguna sorpresa. Los becerros a los pocos días de vida, cuando ya están lo suficientemente activos y despiertos, empiezan a vivir como uno más en la manada. Ni se quedan escondidos semanas ni están pegados a sus madres todo el tiempo. Normalmente con pocas semanas ya tienen un grupo de "amigos", dentro de lo que será su camada, y cuando sean separados de sus madres mantendrán esta amistad.

Los becerros desde pequeños ya van haciendo sus grupos que mantendrán siempre
El becerro vive a su antojo. Al mediodía normalmente está echado al sol con alguno de sus hermanos mientras las madres se alimentan de la hierba verde que le ofrece el campo y la naturaleza.

Al mediodía, en invierno, es habitual ver a los becerros sesteando juntos
 A medida que avanza la tarde suelen empezar a activarse y empieza el "juego", que no es más que el aprendizaje y el desarrollo del toro bravo. Los puedes ver rascándose en un árbol o en la tierra.

Van adquiriendo las costumbres que tendrán de mayores, como rascarse en los "escarbaderos"
Tampoco es raro encontrarte un becerro corriendo entre las madres alborotándolo todo debido a "la cuca". A toda velocidad y con el rabo hacia arriba.

Algunos becerros, en primavera, sufren la "cuca" y corren a todo galope
 A medida que cae la tarde invernal, debido al juego, a los pequeños les empieza a entrar hambre y buscan de nuevo a sus madres y el tesoro de sus ubres. Algunos corren hacia ellas, otros van más despacio e incluso a veces es la vaca la que busca al becerro ya que las ubres están repletas y empiezan a doler. Al poco tiempo están todos los becerros "enganchados" a las ubres de sus madres.

Cuando la tarde va cayendo el becerro se reúne con su madre para alimentarse
Puede que alguno, entre tanto juego, se haya alejado demasiado de su madre y no la encuentre. Entonces el campo se llena de ese berreo agudo del becerro llamando a su madre. Al poco tiempo la vaca le contesta desde otro extremo del cerrado y se encuentran rápidamente.

Alguno se "despista" y el silencio del campo se interrumpe con su agudo berreo
Después de comer, ya cuando el sol se está perdiendo en el horizonte, vacas y becerros, madres e hijos, se van hacia lo que llaman los vaqueros el "echío" que es donde descansan los animales durante el "sesteo" o durante la noche. Así acaba una tarde de juego del becerro bravo, una tarde en la que el becerro va creciendo relacionándose con su entorno y con sus compañeros, una tarde de invierno donde el becerro se va forjando hacia toro bravo, pero para observarlo tienes que ir con sutileza, con paciencia y sin prisas, como se hacen las cosas en el campo.

10 comentarios:

  1. Imàgenes de la felicidad de los animales bravos en el campo, su elemento natural, con sus madres y sus hermanos de camadaa, mientràs que los becerros en cria intensiva no salen nunca de los establos hasta que se vayan al matadero, al cabo de unos meses, sin conocer el cariño y el amor de las madres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedrito:
      Para que se conozca y se valore la vida del toro hice esta etiqueta "La vida del toro". Creo que es una parte muy importante de la fiesta de los toros que esta totalmente desconocida y apartada y, para mí, es casi la parte más importante de todas. El campo es la base del toreo.

      Estaría bien que los antitaurinos se documentasen antes de hablar para así hacerlo con argumentos. Si entendiesen que la plaza no lo es todo, si entendiesen que a esos 20 minutos le han precedido cuatro años de vida regalada quizás nos entendiesen mejor... o no, porque a veces su defecto es que no quieren escuchar.

      Un saludo y gracias Pedrito.

      Eliminar
  2. Alberto:
    Aquí sentado viendo a los becerritos, creo que hasta siento el frío del campo. Ay esas prisas, queremos llegar, que los animales nos suelten todo su repertorio y marcharnos deprisita a otra cosa. Pegando voces y con aspavientos, para que los amigos sepan donde está uno, porque los hay que parece que todo lo ven desde el punto de vista urbano y de esta forma, el campo no es campo, es un parque temático, esperando a que ellos lleguen.
    Que entrada más buena y sobretodo, reposada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Es que las prisas son muy malas para todo, pero donde peores son es en el campo. Si te armas de un poquito de paciencia y sabes como andar y por donde, tienes mucho ganado. El problema es ese Enrique, que estamos acostumbrados al mundo urbano y no se nos quita de la cabeza. Aun con paciencia tienes que tener suerte ya que hay cosas que solo las ves una vez en la vida.

      Un abrazo. Me alegro muchísimo de que te guste Enrique.

      Eliminar
  3. Alberto la cuca es una mosca q les pica a la altura del morrillo? Gracias y enorabuena por el blog, muy interesante tu punto de vista sobre nuestro campo bravo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas. "La cuca" se llama a la reacción de correr a inicios de primavera de las reses con el rabo hacia arriba y que parece que corren "sin control". Esta reacción esta producida por una mosca del género Hypoderma (bovis o lineatum). La mosca no pica en el morrillo, pone sus huevos en las patas y en las zonas inferiores de las vacas. Una vez eclosiona el huevo la larva entra en la piel del animal y se dirige hacia el lomo (siempre por el interior del animal) donde se desarrolla muy lentamente durante unos 9 meses. Pasado este tiempo la larva crea un orificio en la piel del lomo originando heridas y pequeños abcesos y sale del animal y cae al suelo donde se entierra hasta madurar a mosca. Una vez que es mosca se reproduce y la hembra pone de nuevo los huevos en las patas.

      "La cuca" ocurre entre Marzo y Abril en Andalucía y un poco más tarde en el norte (siempre coincidiendo con el inicio de la primavera) debido a que es la época donde las moscas están poniendo los huevos en las vacas y el tiempo de mayor actividad de este parásito. En la zona de Cádiz ya he visto varios becerros y vacas "cucando" por la presencia del parásito. De todas formas cada día se ve menos la "cuca" debido a que la mayoría de los animales están desparasitados y muy cuidados y Hipoderma ya no tiene donde desarrollarse.

      Espero que haya sido de ayuda mi humilde explicación. De todas formas un día haré una entrada explicando "la cuca" y entrando más en detalles por si ha quedado alguna duda. Que conste que todavía soy estudiante y me queda mucho por aprender, pero se hace lo que se puede. Un saludo y gracias.

      Eliminar
  4. Hola Alberto. Qué gustazo da leer estas entradas camperas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. F.Romero:
      Muchísimas gracias. Me alegro mucho de que te gusten. Es un placer compartir algunos detalles de campo. Un saludo.

      Eliminar
  5. Para mí también es un placer tenerte como hijo, y disfrutar con la lectura de tus vivencias, de tus "horas" de campo. Percibir ese cariño y ese énfasis que le pones a todo lo relacionado con el toro bravo y su entorno. Muchos besos campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Papá:
      Sin el apoyo y el ayuda que me aportaís cada día nada de esto sería posible. Sin vuestra educación tampoco. Así que estos escritos, estas fotos y mis estudios también son fruto de vuestro esfuerzo y vuestra dedicación hacia mí. Cada vez que leas algo de lo que pongo por aquí piensa que es gracias a vosotros.

      Muchos besos papá. Ya tengo ganas de volver allí con ustedes unos días y poder ir al campo. Os echo de menos.

      Eliminar

Querido visitante si tu mensaje tiene intención de insultar, faltar el respeto a alguien, agredir verbalmente o es un comentario "antitaurino" faltando el respeto a los demás no te molestes en escribir puesto que no será publicado. Muchas gracias por la comprensión.